Bienvenido al sitio web de Comuna Literaria

Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS

Automoribundia (1888-1948)

Sea el primero en dejar una reseña para este producto

Disponibilidad:

$10.000

Descripción rápida

Titulo este libro "Automoribundia", porque un libro de esta clase es más que nada la historia de cómo ha ido muriendo un hombre y más si se trata de un escritor al que se le va la vida más suicidamente el estar escribiendo sobre el mundo y sus aventuras. En realidad, esta es la historia de un joven que se hizo viejo sin apercibirse de que sucedía eso, contando algo de lo que pasó o tuvo a su alrededor, y que le obligó a pensar en pensamientos independien tes. Va a ser ver vivir a una person...

Automoribundia (1888-1948)

Pinchar dos veces en la imagen superior para verla completa

Alejar
Aumentar

Más vistas

Detalles

Titulo este libro "Automoribundia", porque un libro de esta clase es más que nada la historia de cómo ha ido muriendo un hombre y más si se trata de un escritor al que se le va la vida más suicidamente el estar escribiendo sobre el mundo y sus aventuras. En realidad, esta es la historia de un joven que se hizo viejo sin apercibirse de que sucedía eso, contando algo de lo que pasó o tuvo a su alrededor, y que le obligó a pensar en pensamientos independien tes. Va a ser ver vivir a una persona de cierto tiempo en medio de la torrentada de los tiempos que corren y que correrán. Tanto en este libro como en todos los que he podido corregir la edición, he acabado con lo blasfematorio. No soy siquiera de los que entienden la religión como un pugilato con el cura, cuando en lo religioso debe absorber toda idea el ver a Dios solitario muy por encima de sus sacerdotes; Dios, cuyos problemas no pueden obviar sus representantes en la tierra, ni nosotros que no representamos sino la vaguedad del arte, lo cual es sólo la vaga sombra de Dios. La religión no es una religión, sino la religión {mica, y más que una pobre teología una prodigiosa fe. No sé qué hará de mí la vida, o las autoridades religiosas, pero yo, que parezco no saber lo que es Dios, sé que es el único, el intocable, el final de todas las cosas y el ideal sumo. ¿Bastardía de moro y de cristiano después de cinco siglos de haber mezclado lo angélico con lo demoníaco? ¿Se -venga en el español la media alma oriental, de la media alma occidental? Esta desparejidad de lo que se siente con lo que se dice no tiene explicación.
Sea el primero en evaluar este libro.